CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

22.11.06

La noche del 20 de noviembre

...Un viento gélido recorrió todas las casas, apartamentos, habitaciones, cuartuchos de zinc y aposentos donde mora la soledad. Entumeció miembros y sensaciones para tomar cuerpo en las pesadillas, que como flores del mal brotaron de cada subconciente bajo mares de cobijas que sólo calientan la espera de un ajuar mortuorio que ya no aguanta ni la eternidad.
Ahí una mujer se soñó perseguida por un motociclista de sábana blanca por las calles de la ciudad, un hombre creyó morir de un ataque de asma sin despertar, otra, como araña sin pegamento en sus patas escaladoras, cayó una y otra vez al vacío del laberinto del cual intentaba escapar, no faltó la que cual sumisa esclava se encontró dándole un masaje en posición coital, al Barba Azul de su antiguo encierro que creía olvidado ya.
Todas estas personas despertaron una y otra vez esa noche, para volver a abrazarse a sus miedos y seguir temblando de frío, poseídas por íncubos y súcubos muy propios, que al amor despojaron de su encanto y las redujeron a continuar soñándose maniatadas, en un hervidero de escorpiones cuyo fin llegó esa madrugada, con un temblor de tierra liberador.

4 Lenguas inquietas:

busta a dit…

Todos, parece ser, pasamos esa noche sin sosiego. El mundo es un lugar extraño.

Lau Fu a dit…

Una amiga acaba de contarme que esa noche soñó que con el circo con el cual trabaja, montaban una misa circense en una iglesia gótica...
Ella era la equilibrista...

Desahuciado a dit…

Martes 22 de noviembre... Después de un mucho sexo frustrante gracias a un examen que no pude terminar, cinco cervezas diuréticas y ese frío de navajilla oxidada el consuelo del día fue, de nuevo, levantarme el 23 sin recordar ninguno de mis sueños.

furia a dit…

from hell... ya te lo dije: esta fue la noche más rara del año.