CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

14.5.07

Preguntas cafeinómanas

¿Es posible vivir sin café? ¿La vida humana no sufrirá un aparatoso choque contra la posibilidad de alcanzar uno de sus más fervientes anhelos, es decir, la estimulación temprana del cerebro semi-paralizado en sus funciones neurológicas por causa de excesos más bien barbáricos?
¿Pero qué hacer si el café llega a producir un efecto efervescente e irritante en las paredes estomacales, incluso hasta atravesar como una daga los más fuertes tejidos que tan bien habían soportado los (otros) barbáricos excesos?
¿Es factible comenzar un día sin ese delicioso aroma merodeando la mesa del desayunador o el escritorio? ¿Cómo continuar tecleando sobre este aparatejo electrónico sin ese sabor regodeándose en el paladar y calentando furtivamente la garganta?
¿Elegir o dejar el café tiene una clave por decodificar entre el cerebro y el estómago? ¿Entre el tejido gástrico y los neurotransmisores? ¿Entre el inicio de una sutil demencia y la gastritis crónica?
¿Un cigarrillo sin café?
¿La bolsa o la vida?

13 Lenguas inquietas:

manuch a dit…

¡No es posible! pero sería genial vivir sin la gastritis o sin la famotidina.

Malasombra a dit…

para el cigarro seria nefasto. No me imagino una tarde de invierno sin una buena taza, claro, con la famotidina cerca. Saludos.

ma.s a dit…

Es que la vida sin café no es vida! Cuando muera planeo heredar mis millones a alguna fundación que desarrolle recubrimientos estomacales resistentes al café..y entonces el mundo será un mejor lugar para las futuras generaciones cafeinómanas

furia a dit…

como dicen las taintoristas: "todavía no he tomado mi café... no me hagás matarte."
No, No, y No. Y lo siento más por la gente que no puede tomar café que por los alérgicos al camarón...

Literófilo a dit…

ójala llueva café en el campo...

Lau Fu a dit…

La triste realidad es que por un tiempo no podré ingerir el maravilloso elíxir del Coffea Arabica... Precisamente para no volverme dependiente de la famotidina y sucedáneos.

g. barquero a dit…

Sin café, escribir resulta inútil; y no tanto escribir tomando café, sino con la idea de la taza caliente, del vicio entrando desde las paredes del estómago hasta las neuronas, como el cigarro. Todo eso aunque se hayan dejado el cigarro y el café...

Anonyme a dit…

Me gusta la vida enormemente
pero, desde luego,
con mi muerte querida y mi café...

Cesar Vallejo

Adoro el café pero para mi es un rito con estrictas reglas: recién molido, agua antes de hervir, poca azucar y un baño cerca...

aschejtman@hotmail.com

(no moderes las entradas, fluye!)

Buitre Desahuciado a dit…

¡Lo siento! ¡Cómo lo siento!

Un día descafeinado... Varios días descafeinados...

Es imposible casi, vivir sin café.

Pero bueno, si es por "salú" (sea lo que sea esa palabra) es mejor.

Cuidáte.

Noemm a dit…

Una más para la lista:

Un café descafeinado, es café?
(...Las madres y sus diversas maromas para evitarnos sufrimientos...)

Comparto tu triste realidad, y desde ya, busco ayuda psicológica, no así sustitutos para poder desapergarme de esa bebida amarga que endulza la existencia!!!

Lau Fu a dit…

Barquero: de acuerdo con vos, hoy me tomé mi primer café en días, y ya nadie me quita mi libreta y lapicero.
Buitre: gracias por las buenas intenciones, tal vez ayudaron a que el estómago recuperara el vigor.
Noemm: creo que tomar el café descafeinado es como alabarle el peinado a la suegra.

Valen a dit…

Sin humo, ni de café ni de cigarrillos... Qué escribiríamos entonces? Qué nos mantendría despiertas en estas madrugadas de sabrosísimo desconsuelo de letras...
¿Vivir sin café?
Ni siquiera lo preguntés...

esteban a dit…

viste de fijo Coffee and cigarette de Jim Jarmusch... muy linda! es la esencia de estas palabras! Si no la has visto llegale que está muy buena.

Chau.